16 mar. 2016


Estudian efectos de plaguicidas en agricultores espirituanos

En una muestra realizada, el 60 por ciento de los enfermos pertenecía al sector agropecuario y gran parte de ellos empleaban los plaguicidas sin medios de protección



sancti spiritus, sustancias toxicas, plaguicidas, agricultura, cancer
Un estudio reciente sobre los efectos del uso de plaguicidas, desarrollado en Sancti Spíritus, demostró que un alto porcentaje de quienes sufren el riesgo de padecer cáncer u otras enfermedades malignas son agricultores.
Al decir de la Doctora en Ciencias Gloritza Rodríguez, especialista de Primer grado en Hematología del hospital Camilo Cienfuegos, una muestra de pacientes diagnosticados con Hemopatías malignas arrojó que la mayoría utilizó por tiempo prolongado una o varias sustancias tóxicas.
De acuerdo con la investigación, casi el 60 por ciento de los enfermos pertenecía al sector agropecuario y tenía escasos conocimientos sobre las consecuencias para la salud del empleo de esos productos, especialmente los plaguicidas; de ahí que gran parte de ellos no utilizara medios de protección.
La generación de cáncer a partir de esta sustancia química puede ser causada por cambios directos en el material genético (ADN), o la fijación y proliferación de grupos de células anormales, un proceso que podría provocar efectos hormonales y estimular la sensibilidad a los carcinógenos, señaló la doctora Rodríguez.
También, puede incidir en la debilitación del sistema inmunológico y, aunque todos los plaguicidas no ocasionan cáncer, se demostró que existen altas probabilidades de que  desarrollen un mecanismo para originar la enfermedad, indicó la entrevistada.
En el caso de Sancti Spíritus, –precisó– se comprobó que el tiempo promedio de exposición de estas personas fue de 14 años y desde su último uso de casi 10 años de diferencia, lo que corrobora el elevado riesgo que posee el producto para la salud humana.
Entre las dolencias más frecuentes se detectaron la Leucemia Linfática Crónica, el Linfoma no Hodgkin y el Mieloma Múltiple (cáncer en la médula ósea), agregó la especialista espirituana.
Sin embargo, acotó, hay otros tipos de cáncer que se relacionan con los plaguicidas, como los carcinomas y tumores malignos en el sistema nervioso central, ya sea en niños o en adultos.
Añadió que en la actualidad las enfermedades hematológicas malignas han experimentado un ascenso progresivo al registrarse que, anualmente, ocho de cada 100 mil habitantes en el mundo mueren a causa de estas.
Comentó que la amplia distribución del producto en Cuba y sus múltiples usos (agrícola, veterinario, doméstico, en salud pública y otros), además de que tienen venta libre a la población y el tipo de plaguicida a utilizar lo define el usuario, implica que se intensifiquen las acciones preventivas en este sentido.
Después de unos años con la enfermedad, puedo decir que és mucho más desconocida para mi.
una enfermedad cruel y caprichosa que se ríe de mi. Parece que mejoras sin motivo aparente pero no es cierto, cuando te confías te vuelve a dar el zarpazo.

Gente sin escrúpulos plantean supuestos "milagros" solo para sacar dinero, pero por mi experiencia, solo hay un milagro que és evitar la exposición a químicos o agentes contaminantes y cuidar tu alimentación.

No creáis en máquinas milagrosas ni terapias todo és para sacar dinero, la única via de escape es;


  • EVITAR QUÍIMICOS
  • ALIMENTACIÓN, esa es la clave para mejorar, que no curar, esta enfermedad. He comido sano y depurado mi cuerpo con alimentos ecológicos.

He mejorado o mejor dicho vivo, algo que ante no podia decir, antes solo respirava a traves de una mascara de carbón activado,vivia tras un cristal ahora puedo asomarme aunque mi vida no es normal pero si puedo sentir como me acaricia la brisa en la cara y no entrar en crisis, puedo abrazar a mi nieto algo impensable antes, el vera que no soy como las demás abuelas pero por lo menos estoy.
   Nos destrozan la vida con sus venenos y encima no quieren reconocerlo, la verdad que desde que empece esta lucha haya por el 2007 ha cambiado un poco la cosa, han reconocido la enfermedad algo muy importante para nosotros, pero queda mucho camino por recorrer, espero que algun dia todo sea mas fácil y lo mas fácil seria que no hubiera venenos que nos enfermen y maten, que las altos poderes de este planeta, tierra, les interese mas la vida que el poder y dinero, que piensen que todos somos vulnerables y acabaremos en el mismo sitio.  
Loli Vicente

28 ene. 2015

Cáncer de mama y productos de la limpieza, ambientadores y repelentes de insectos (Environmental Health)

 

Según un nuevo estudio científico, publicado en la revista Environmental Health, un alto uso de productos de limpieza, ambientadores y repelentes de insectos está asociado a un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

Según la investigación, realizada encuestando a 1500 mujeres, las mujeres que usaban con más frecuencia productos como ambientadores o productos de limpieza como los empleados contra el moho podrían tener más probabilidad de tener este cáncer.
Así mismo, se vió que las mujeres que empleaban más productos de limpiezaambientadores tenían el doble de riesgo que las que usaban menos. Tambíén se vió una asociación entre esta enfermedad y el uso de repelentes de insectos.
El estudio se hace sobre la premisa conocida de que muchos de estos productos que se usan en casa contienen compuestos que se sabe que sonalteradores endocrinos o carcinógenos. 
Llaman la atención sobre la posible presencia de sustancias como el cloruro de metileno en limpiadores de tejidos, nitrobenceno en determinados jabones y abrillantadores, o de  compuestos perfluorados en revestimientos impermeables y anti-manchas. También sobre los ftalatosalquilfenoles, parabenes, triclosan y almizcles sintéticos que pueden estar presentes en muchos productos como surfactantes , disolventes, conservantes, antimicrobianos o fragancias, y sobre otras sustancias a las que se han atribuído los más diversos efectos biológicos y que acaban haciéndose presentes en el interior de los hogares, por ejemplo, en el polvo doméstico. Así, se destaca por ejemplo que los ambientadores pueden contener sustancias como almizcles sintéticos , ftalatos, terpenos (que pueden reaccionar con el ozono de los ambientes interiores creando formaldehído), benceno o estireno, o que en productos para el moho puede haber antimicrobianos, ftalatos y surfactantes alquilfenoles.
El estudio es: Self-reported chemicals exposure, beliefs about disease causation, and risk of breast cancer in the Cape Cod Breast Cancer and Environment Study: a case-control study
Environmental Health 2010, 9:40doi:10.1186/1476-069X-9-40

También:

Un estudio relaciona el uso de productos de limpieza con un mayor riesgo de cáncer de mama JANO.es y agencias · 20 Julio 2010 10:53

Texto de interés en esta web: Cáncer de mama y tóxicos
NOTA DEL FODESAM:
Estudios como el comentado pueden ayudar a comprender por qué en el Fodesam insitimos en la necesidad de hacer un análisis sobre los productos que mucha gente usa de forma muy inconsciente en los hogares, siendo aconsejable una reflexión que muy probablemente ha de llevar a la búsqueda de alternativas que ofrezcan garantías. Entre ellas pueden estar las que recomendamos en esta web, en espacios tales como:

Urgente. Ayúdanos a protegernos de las sustancias que alteran el equilibro hormonal. Infórmate, firma y difunde. Acción europea contra los disruptores endocrinos.


La salud de los europeos está en juego frente a lo que la propia Organización Mundial de la Salud ha definido como una "amenaza global". La de unas sustancias contaminantes que todos tenemos ya en nuestros cuerpos y que a niveles bajísimos de concentración pueden causar desarreglos en nuestras hormonas, lo que puede causar infinidad de problemas de salud. La industria está presionando para que no se adopten medidas adecuadas y los ciudadanos también podemos hacerlo en sentido contrario.
Los ciudadanos podemos participar de modo muy sencillo y rápido a través de una plataforma online colaborando en la consulta pública que ha abierto la Comisión Europea.
Exijamos medidas contundentes a la Comisión Europea, que está retrasando la adopción de medidas por la presión de la industria de los pesticidas y otros productos químicos.
"Esta es la única oportunidad que tendrás de dar tu opinión y exigir la urgente eliminación de las sustancias que alteran el sistema hormonal de nuestras vidas y proteger así nuestra salud"ha manifestado Dolores Romano, de Ecologistas en Acción, una de las entidades que apoyan la campaña
Te llevará menos de 5 minutos actuar. Solo tienes que rellenar tus datos y en 4 sencillos pasos tu opinión se enviará directamente a la Comisión Europea.
Actúa aquí ahora mismo:  http://no2hormonedisruptingchemicals.org/es 
¿Por qué tenemos que actuar ahora con urgencia?
Porque al participar en la consulta pública se hace ver a la Comisión Europea que esto es algo que preocupa a la ciudadanía europea y podrá servir como contrapeso a la labor de lobby de la industria
La coalición “EDC Free Europe” -que en español es Europa libre de AlteradoresEndocrinos-  puesta en marcha por diferentes organizaciones  europeas que luchan contra la contaminación por contaminantes hormonales ha lanzado hoy esta plataforma online que permite informarse y participar fácilmente en la consulta europea sobre los alteradores hormonales que ha puesto en marcha la Comisión Europea.
La Comisión Europea ha diseñado una consulta muy técnica, probablemente de forma intencionada, a fin de hacer desistir a muchos ciudadanos europeos de participar en esta consulta. Es por ello que, para salvar ése obstáculo y facilitar que los ciudadanos puedan realmente hacer llegar su opinión,  la alianza de ONG EDC-Free Europe ha lanzado una plataforma online para facilitar que los ciudadanos envién respuestas previamente elaboradas a la Comisión.
Desde Fodesam hacemos un llamamiento para que los ciudadanos hagan oir su voz en esta consulta europea exigiendo que se adopten medidas, ante el escandaloso retraso de la Comisión Europea, que ya ha incumplido sus propios plazos en este asunto favoreciendo así los intereses de la industria química, en detrimento de la salud de los europeos y de la Naturaleza del continente, muy castigada por estos contaminantes
En estos momentos se está librando una desigual batalla en el seno de la Unión Europea. De un lado está lo que dicta el consenso mayoritario de la comunidad científica, convencida de que son necesarias medidas contundentes para proteger la salud de los europeos, del otro la industria que no quiere que se regulen adecuadamente estos contaminantes, ya que ello llevaría a la prohibición de muchos de ellos, por ejemplo, de muchos pesticidas que hoy son ampliamente usados y a los cuyos residuos en los alimentos nos exponemos cotidianamente. Hay alternativas saludables y más beneficiosas, incluso económicamente, para el conjunto de la sociedad, pero una serie de intereses económicos muy concretos se resisten a ellas.
Sabedores de que el que  una sustancia sea identificada como disruptor endocrino puede representar que no pueda establecerse un umbral seguro claro de exposición a las mismas, y que ello puede significar que deba prohibirse o reducirse extraordinariamente su uso, los lobbies industriales están ejerciendo toda la fuerza de su influencia sobre la Comisión Europea para impedirlo.
Como en todas las batallas, y esto lo es, la estrategia de ganar tiempo para entre tanto ir minando aquello que quiere combatirse, es fundamental. Eso es lo que en estos momentos está haciendo en Europa especialmente la industria de los pesticidas, junto con otros lobbies químicos, que intensificaron su labor de presión en cuanto vieron que la Comisión Europea comenzaba a tener muy en cuenta la enorme evidencia científica existente sobre los riesgos de estas sustancias contaminantes a la hora de adoptar medidas.
Son sustancias que los ciudadanos europeos ya llevamos en nuestros cuerpos. Por ejemplo, al ingerirlas diariamente con los alimentos, y la ciencia nos dice que pueden actuar a niveles bajísimos de concentración. Miles de investigaciones científicas asocian estos productos químicos a problemas de salud que están en crecimiento en nuestras sociedades.
La Comisión Europea ha adoptado una serie de medidas dilatorias, a pesar de que existía el compromiso de que hace ya cerca de un año -diciembre de 2013- deberían haberse establecido los criterios para identificar estas sustancias y poder actuar contra ellas.
Una de las medidas emprendidas por la Comisión Europea ha sido lanzar esta consulta pública para que los ciudadanos se pronuncien pero, como y se ha dicho, elaborada de un modo tan enrevesado y técnico que pocos ciudadanos, a la hora de la verdad, podían participar. Probablemente como modo de guardar las apariencias.
Por ello, una coalición internacional de organizaciones ha elaborado esta plataforma en línea que facilita que cualquier ciudadano pueda participar sin mayores dificultades, de modo muy simple, y pueda hacerse llegar un mensaje contundente para que se actúe contra estas sustancias contaminantes.
Son sustancias contaminantes que pueden estar presentes en la fruta y verduras que comemos, en el ambientador o el perfume que respiramos, en los productos de limpieza, en los plásticos y tejidos... y pueden estar asociados a múltiples problemas de salud, desde el cáncer a la obesidad, pasando por la infertilidad, problemas neurológicos en los niños, etc.
Actúa ahora mismo.
Como alguien dijo en una ocasión: "el mundo es peligroso no por los pocos que hacen el mal sino por los muchos que se sientan a ver lo que pasa

TÓXICOS Y SALUD

Tóxicos y Salud
Simbolo universal de lo "tóxico". Sin embargo, la toxicidad de la que hablamos suele manifestarse de formas más sutiles, pero al mismo tiempo no menos graves, que lo que este simbolo sugiere.
Símbolo universal de lo "tóxico". Sin embargo, la toxicidad de la que hablamos suele manifestarse de formas más sutiles, pero al mismo tiempo no menos graves, que lo que este símbolo sugiere.
Aunque muchos de nosotros no seamos debidamente conscientes, algunas de las enfermedades y problemas de salud cuya incidencia está creciendo de forma más espectacular entre la población -cánceres, asma, alergias, enfermedades autoinmunes, problemas de fertilidad,… pueden haber sido causados por nuestra exposición más o menos inadvertida a sustancias tóxicas.
Hay muchas más sustancias tóxicas de las que pensamos y las tenemos por doquier, con frecuencia formando parte de objetos o productos cotidianos ,cuando no integradas en nuestra dieta o en el aire que respiramos. Y como nos está mostrando la investigación más puntera, en contra de cierta creencia más o menos generalizada hasta hace poco, muchas de estas sustancias pueden causar efectos notables en nuestros organismos a niveles muy bajos de concentración, a veces practicamente indetectables.
Lejos de todo afán de alarmar gratuítamente, es importante que todos cobremos conciencia de lo que hoy saben muchos científicos al respecto. No son unos pocos estudios. Son miles de investigaciones las que muestran que el panorama real no es para desentenderse de él.
Aquí trataré de mostrarles lo que dicen estas investigaciones, yendo poco a poco, parte por parte.
  • Carga Tóxica
  • Contaminación química industrial
  • Enfermedades y tóxicos
  • Sustancias conflictivas
  • Los trabajadores de Somonte reciben el apoyo de vecinos y colectivos del Oeste

    Bajo una fina llovizna, la mañana de ayer se planteaba tranquila en el Polígono Industrial de Somonte. Sin embargo, no era un día más. Trabajadores y vecinos de la zona consideran que llevan mucho tiempo aguantando las emisiones procedentes de una fundición de aluminio situada en dicho lugar y han decidido 
    Trabajadores del polígono de Somonte y vecinos de la zona Oeste, frente a la fundición de aluminio.
    alzar la voz.
    Así, una comitiva compuesta por representantes de diferentes asociaciones de vecinos de la zona Oeste, además de la Plataforma Contra la Contaminación de Gijón, de los Afectados por la Enfermedad de Sensibilidad Química y Ambiental, de Fibroamigos Unidos e, incluso, de Podemos Xixón, se presentó ayer en el polígono para mostrar su «apoyo a los trabajadores que tienen que soportar a diario las emisiones tóxicas de esta empresa».
    Durante largo rato, empleados y vecinos intercambiaron experiencias y decidieron hacer frente común en una lucha que se prevé larga. «Unidos siempre podremos hacer más fuerza a la hora de llamar la atención de las administraciones», señalaba el presidente de la asociación de vecinos Bareza-Lloreda, José Luis Fernández, 'Aguirre'. Si no consiguen que sean el Ayuntamiento o el Principado quienes escuchen sus peticiones, advirtió, no dudarán en mirar más alto. «Estamos decididos a llegar hasta el Ministerio de Medio Ambiente si hace falta, pero esto tiene que parar ya. No puede haber personas enfermando y muriendo para que unos pocos se lucren», apostilló.
    Con esto último, aclararon, no pretenden pedir el cierre de las industrias. «La gente es lo primero y no le queremos quitar el trabajo a nadie. Lo único que pedimos es que se cumpla la ley y se tomen las medidas necesarias para evitar que las sustancias tóxicas perjudiquen a quienes rodean a estas empresas», apuntó la presidenta de la asociación de vecinos Evaristo Valle de Tremañes, Carmen Fernández.
    Medición en un lugar público
    Los trabajadores, que en su día denunciaron a la fundición ante la Consejería de Medio Ambiente, «aunque sin demasiado éxito», según ellos mismos indicaron, se mostraron agradecidos por el apoyo recibido y reiteraron su intención de estudiar futuras vías legales para seguir 'peleando' por un entorno de trabajo saludable. Hoy mantendrán una reunión con un abogado especializado en este tipo de problemas para decidir cuál será su siguiente paso.
    Por el momento, la presión de trabajadores y vecinos logró que el Principado anunciase la futura instalación de una subestación de medición y control de la calidad del aire. «Exigimos que dicha subestación pueda captar partículas menores de PM10, pues son las que aquí nos preocupan, y que se instale en un lugar público, para que tanto trabajadores como vecinos podamos tener acceso a las mediciones», señaló 'Aguirre'. Aprovechó también para recordar otra de las peticiones que la plataforma hizo en su día. «Queremos que se ponga a disposición de los vecinos un laboratorio que analice sus tierras y el agua con que las riegan con el fin de saber si están contaminadas, pues algunas personas de las que están hoy aquí llevan años sin atreverse a plantar nada en sus huertos», señaló.
    Silencio de la empresa
    Todas estas peticiones se las harán llegar, en persona, a la alcaldesa, Carmen Moriyón, durante una reunión que esperan mantener con ella en los próximos días. Además de representantes de los vecinos y de la Plataforma Contra la Contaminación, acudirán a la reunión algunos de los empresarios del polígono y sus trabajadores.
    Por su parte, la empresa aludida rechazó ayer hacer ningún tipo de declaración sobre estas acusaciones a EL COMERCIO.

    España reconoce como enfermedad la sensibilidad química múltiple

    España reconoce como enfermedad la sensibilidad química múltiple
    España ha reconocido oficialmente la sensibilidad química múltiple (SQM) al incorporarla a su Clasificación Internacional de Enfermedades o CIE (el sistema con el que la Sanidad clasifica y codifica sus diagnósticos). Con esta decisión, España se suma a la lista de países que reconocen la SQM como una enfermedad: Alemania (2000), Austria (2001), Japón (2009), Suiza (2010) o Dinamarca (2012).
    El proceso se ha llevado a cabo a través de una Proposición no de Ley (PNL) presentada por la diputada María del Carmen Quintanilladel Partido Popular; tras una petición que le hizo llegar el Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental (Fodesam), con la colaboración del Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental (SISS).
    El reconocimiento era una antigua reivindicación de los afectados por una enfermedad que convierte muchos de los productos químicos comunes en la vida diaria en un tormento para los afectados por la SQM.Detergentes, jabones, colonias o ambientadores se convierten para ellos en agresivos productos que les producen palpitaciones, vómitos, irritaciones en la piel o dolores de cabeza recurrentes. «La SQM cambia la vida de quienes la padecen y los obliga, en muchos casos, a vivir con innumerables medidas de prevención para no entrar en contacto, ni en el aire, con esos productos», asegura Carmen Quintanilla. Salir a la calle o entrar a una tienda pueden ser, para estas personas, tareas imposibles de realizar.

    En un limbo administrativo

    A este padecimiento se le añade además el del inadecuado trato que muchos de estos enfermos reciben por parte del sistema sanitario. Porque lo que no aparece en la CIE como enfermedad queda en un «limbo» administrativo que implica «una situación de completa indefensión. Algo que debería terminar con el reconocimiento de la SQM como enfermedad.
    «La situación de estas personas es muy difícil», destaca Carlos de Prada, presidente del Fodesam. Su intolerancia a sustancias sintéticas frecuentemente empleadas en la sociedad les obliga con frecuencia a vivir confinados en su hogar, casi como "personas burbuja"; y a ponerse mascarilla las pocas veces que salen a la calle.
    La SQM afecta al sistema nervioso central, pero también puede provocar disfunciones en otros sistemas como el respiratorio, el gastrointestinal o el cardíaco. Se trata de una «enfermedad emergente» de naturaleza crónica y «tóxico ambiental» que provoca una «respuesta fisiológica frente a multitud de agentes y compuestos químicos» que pueden encontrarse en ambientadores, colonias, productos de aseo personal, de limpieza, comida, agua del grifo, ropa, cosmética, tabaco… Por todo ello, aunque como en otras enfermedades la SQM tenga grados y sus síntomas varíen según los parámetros de salud y entorno «químico» del enfermo, es un problema de difícil manejo, que además «limita de forma muy notable la calidad de vida», observa la Proposición no de Ley.

    14 oct. 2014

    DEMOLEDORA EXPOSICIÓN A QUÍMICOS TÓXICOS QUE CONSUMIMOS A DIARO.

    Impresionante información, de este gran profesional. Nicolas olea
    No es lo mismo la especialidad médica de inmunologia que la Toxicologia
    A modo de ejemplo no es lo mismo exponerse al los alergenos del polvo doméstico que comerse un plato de setas tóxicas.
    Posiblemente el presente video del profesor D. Nicolas Olea Serrano, catedrático de la Universidad de granada y director Científico del Instituto de Investigación Biosanitaria, pueda aportar más esclarecimiento de lo que significa una SSQM, sus causas y sus consecuencias.
    Ante las  noticias que se están extendiendo por Internet frente al reconocimiento de la Sensibilidad Química (SSQM) por el gobierno, es preciso clarificar los conceptos, para entender el fraude conceptual y lo que ello implica.

    Concepto de alergia

    alergia2Una alergia es una respuesta inmunológica a un agente que proviene del exterior. Esta respuesta inmunitaria, puede ser exagerada y poner en compromiso la propia vida del afectado.
    Existen diferentes tipos de alérgenos y pueden constatarse mediante determinadas analíticas, puesto que generan unas reacciones del sistema inmunológico, mediante las denominadas Inmuno Globulinas (IG), que pueden ser de cinco tipos Alergenosdiversos: IgG, IgA, IgM, IgD, e IgE.
    Existen pruebas y métodos diagnósticos que los pueden determinar y cuando las manifestaciones están presentes sin detectar el causante se les considera alergias inespecíficas.
    Los principales alergenos que pueden causar alergias son:
    • Los ácaros del polvo doméstico (Dermatophagoides pt., Lepidoglyphus dt,etc.)
    • Pólenes (gramíneas, olivo, parietaria, abedul, etc.)
    • Epitelios, pelos, plumas y otros productos animales (gato, perro)
    • Hongos y sus esporas (mohos).
    • Polvos de granos y habas.
    Nunca veréis a una persona alérgica, llevar una máscara y vivir aislado en una burbuja, salvo a casos sumamente excepcionales.

    Concepto de sensibilidad química  múltiple SSQM

    toxicos quimicosLa sensibilidad química es una respuesta del organismo a los tóxicos en que se ve expuesto constantemente. Suele ser una respuesta a los tóxicos industriales, con afectaciones al sistema nervioso central y neurológico.
    La SSQM, puede ser causada tanto por orígenes laborales (síndrome del edificio enfermo, exposición a productos de limpieza, químicos , etc.)  como no laborales.
    Sus efectos sobre la salud del afectado causan manifestaciones multiorgánicas, de efectos limitantes de calidad de vida y de carácter crónico.
    image012La SSQM, es una reacción adversa del organismo a determinados niveles altos decontaminantes tóxicos, persistentes en el aire, agua, productos presentes en alimentos y medicamentos, nutrientes, suplementos nutricionales, aromas, productos de belleza y un largo etc., cotidianos.
    Los elementos que la producen son dificiles de determinar y en la mayoria de las ocasiones son los propios afectados quienes determinan los elementos que les afectan.
    Los afectados de SSQM, se ven obligados a vivir aislados, mayoritariamente y manejar medios de aislamiento y recursos excepcionales no contemplados por el sistema nacional de salud.

    28 sept. 2014

    España reconoce como enfermedad la sensibilidad química múltiple

    Desde que me diagnosticaron la enfermedad en 2007 ha sido una constante lucha, discusiones con quien deseaba que esta enfermedad fuera psicológica y buscaba curaciones con terapias conductuales,  no se que historia del programa Gupta multitud de maquinas, incluso decían curarse.

    dios mio!!! que barbaridades yo tenia muy claro lo que me pasaba y lo que padecía, al ponerme en contacto con algún químico mi cuerpo sufría una intolerancia que me enfermaba tan simple como eso.
    los especialistas unos creían, otros no, pero nos han utilizado para sacarnos el poco dinero que teníamos obligados por el ICAM nos teníamos que hacer pruebas que nadie reconocía pero que valían mucho dinero y al final para que no nos daban una invalidez por que según ellos esta enfermedad no existía y nos obligaban ha ir a un juicio con lo que ello conlleva económicamente y un desgaste físico y siquico brutal, no obstante nos siguen torturando llamándonos a sus revisiones anuales donde seguir mal tratándonos y empeorando nuestra maltrecha salud.
    hoy tengo que agradecer al periodista Carlos de Prada por su gran apoyo ha sido el único que ha creído en la enfermedad y los enfermos sin mas interés que el bienestar de los mismos, algo inusual en los tiempos que corren.
    GRACIAS Carlos por tu perseverancia por creer en nosotros y no abandonarnos al olvido.
    TAMBIEN AGRADECER A MARIAJOSE MOYA su gran trabajo a pesar de la gravedad de su enfermedad, pero se ha sacrificado por todos los enfermos de SQM, ella no recibe pensión alguna y malvive algo que no es justo espero que las autoridades competentes en el tema tomen conciencia y reconozcan una pensión con la cual pueda subsistir dignamente y también ayuden en su dependencia
     ya que esta sola.
    no se que pasara a partir de ahora solo se que nadie dudara mas de mi enfermedad y de que la padezco, que es una enfermedad dura y cruel y que al fin podamos descansar  como cualquier enfermo.
    Loli Vicente.


    España reconoce como enfermedad la sensibilidad química múltiple

    La incorporación al sistema sanitario se ha realizado conforme a las directrices autorizadas por la OMS y que otros países ya habían adoptado

    España ha reconocido oficialmente la sensibilidad química múltiple (SQM) al incorporarla a su Clasificación Internacional de Enfermedades o CIE (el sistema con el que la Sanidad clasifica y codifica sus diagnósticos). Con esta decisión, España se suma a la lista de países que reconocen la SQM como una enfermedad: Alemania (2000), Austria (2001), Japón (2009), Suiza (2010) o Dinamarca (2012).
    El proceso se ha llevado a cabo a través de una Proposición no de Ley (PNL) presentada por la diputada María del Carmen Quintanilladel Partido Popular; tras una petición que le hizo llegar el Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental (Fodesam), con la colaboración del Servicio de Información sobre Sensibilidad Química Múltiple y Salud Ambiental (SISS).
    El reconocimiento era una antigua reivindicación de los afectados por una enfermedad que convierte muchos de los productos químicos comunes en la vida diaria en un tormento para los afectados por la SQM.Detergentes, jabones, colonias o ambientadores se convierten para ellos en agresivos productos que les producen palpitaciones, vómitos, irritaciones en la piel o dolores de cabeza recurrentes. «La SQM cambia la vida de quienes la padecen y los obliga, en muchos casos, a vivir con innumerables medidas de prevención para no entrar en contacto, ni en el aire, con esos productos», asegura Carmen Quintanilla. Salir a la calle o entrar a una tienda pueden ser, para estas personas, tareas imposibles de realizar.

    En un limbo administrativo

    A este padecimiento se le añade además el del inadecuado trato que muchos de estos enfermos reciben por parte del sistema sanitario. Porque lo que no aparece en la CIE como enfermedad queda en un «limbo» administrativo que implica «una situación de completa indefensión. Algo que debería terminar con el reconocimiento de la SQM como enfermedad.
    «La situación de estas personas es muy difícil», destaca Carlos de Prada, presidente del Fodesam. Su intolerancia a sustancias sintéticas frecuentemente empleadas en la sociedad les obliga con frecuencia a vivir confinados en su hogar, casi como "personas burbuja"; y a ponerse mascarilla las pocas veces que salen a la calle.
    La SQM afecta al sistema nervioso central, pero también puede provocar disfunciones en otros sistemas como el respiratorio, el gastrointestinal o el cardíaco. Se trata de una «enfermedad emergente» de naturaleza crónica y «tóxico ambiental» que provoca una «respuesta fisiológica frente a multitud de agentes y compuestos químicos» que pueden encontrarse en ambientadores, colonias, productos de aseo personal, de limpieza, comida, agua del grifo, ropa, cosmética, tabaco… Por todo ello, aunque como en otras enfermedades la SQM tenga grados y sus síntomas varíen según los parámetros de salud y entorno «químico» del enfermo, es un problema de difícil manejo, que además «limita de forma muy notable la calidad de vida», observa la Proposición no de Ley.

    16 jul. 2014

    comida ecológica:menos venenos y mas sustancias beneficiosas


    Comida ecológica: menos venenos y más sustancias beneficiosas

    Un importante estudio internacional vuelve a evidenciar que estos productos tienen más presencia de elementos beneficiosos para la salud y menor presencia de los perjudiciales
    Comida ecológica.
    Comida ecológica.
    Un importante estudio internacional vuelve a evidenciar que los productos ecológicos -frutas, verduras, cereales...- tienen más presencia de elementos beneficiosos para la salud y menor presencia de los perjudiciales. Así, por ejemplo, más nutrientes y menos residuos de pesticidas. Sus conclusiones indican que optar por el consumo de productos ecológicos, en cuya obtención no se ha recurrido a la consabida agroquímica sintética, como los pesticidas, lejos de ser un "capricho" de personas "excesivamente" preocupadas por lo sano, podría ser un importante factor de protección frente a diferentes problemas de salud.
    Tales son las conclusiones del trabajo publicado en la prestigiosaBritish Journal of Nutrition y conducido por expertos de universidades y centros de investigación de Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Suiza, Italia, Grecia, Finlandia, Polonia,  y República Checa. Conclusiones a las que da más valor el hecho de fundamentarse en una gigantesca base documental: nada menos que en 343 estudios científicos publicados. Estudios de calidad, sometidos a la crítica de la comunidad científica y que han sido revisados cuidadosamente a lo largo de varios años.
    La famosa cita de Hipócrates, el padre de la Medicina, que varios siglos antes de Cristo diría aquello de "que tu alimento sea tu medicina" se haría particularmente cierta aquí, según esta investigación, con los alimentos ecológicos.
    Tal y como apuntan en sus conclusiones  hay "diferencias significativas en la composición de los alimentos, según sean  ecológicos o no ecológicos".  De modo que "la concentración de una serie de antioxidantes tales como los polifenoles son sustancialmente superiores tanto en los cultivos ecológicos como en los productos alimentarios procedentes de ellos". Así, había un 19% de ácidos fenólicos, un estaban en un 19% más, las flavanonas en un 69% más, los estilbenos en un 28% más, las flavonas en un 26% más, los flavonoles en un 50% más y las antocianinas en un 51% más. Algo, desde luego, muy notable, teniendo en cuenta, como dice el estudio que "muchos de estos compuestos han sido asociados a una reducción en el riesgo de padecer enfermedades crónicas , incluyendo enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas , así como diversos tipos de cáncer en intervenciones dietéticas y en estudios epidemiológicos".
    Estos niveles de diferencia entre lo orgánico y lo convencional podrían sugerir que el motivo que muchas personas esgrimen para no consumir productos ecológicos, a saber: que son algo más caros (especialmente en países como España pero mucho menos en otros), podría tener aun menos justificación de la que piensan. Ya que menos piezas de fruta ecológica contendrían más de ésos componentes que la misma cantidad de las no ecológicas. Todo con independencia de que a veces, y más si se tienen en cuenta los datos de esta investigación, a veces "lo barato", como reza el dicho popular "sale caro". Y en este caso podría serlo en términos de salud, en algún caso.
    Junto a una mayor presencia de sustancias beneficiosas, que pueden ayudar a prevenir problemas de salud, los expertos consignan que los productos ecológicos tienen al mismo tiempo una menor presencia de sustancias perjudiciales. En especial de ésas sustancias cuya presencia en los alimentos es el mayor objeto de preocupación de la sociedad europea en relación a los riesgos alimentarios: los residuos de pesticidas.
    La revisión de ésa ingente cantidad de estudios científicos consultados para elaborar este trabajo internacional muestra, como rezan las conclusiones del informe, que "la frecuencia con la que se detectan residuos de pesticidas es cuatro veces más alta en los productos convencionales ".  El dato puede ser importante ante la enorme cantidad de estudios científicos que muestran que algunas de estas sustancias sintéticas, a veces a niveles muy bajos de concentración, pueden causar efectos sanitarios.
    Además los productos convencionales también contendrían bastante más cadmio, un metal pesado tóxico, que los productos ecológicos.
    Si se tiene en cuenta que, según muestran los estudios de mercado, las dos principales razones que mueven a los compradores de productos ecológicos son, precisamente comer sano (55%) y evitar residuos químicos (53%) nos daremos cuenta de hasta qué punto la investigación realizada puede apoyar tales argumentos (otras razones aludidas son: cuidar del medio ambiente (44%), el bienestar animal (31%) y el sabor  (35%).
    Finalmente, los autores del trabajo, encontraron "significativas diferencias" en cuanto al contenido de otros compuestos, tales como minerales y vitaminas.
    "Hay evidencia" dicen de que "las más altas concentraciones de antioxidantes y las más bajas de cadmio están asociadas a determinadas prácticas agrícolas prescritas en la agricultura ecológica ".
    Las conclusiones de este estudio no gustarán nada, seguramente, a representantes del sector agroalimentario convencional, y a ciertas autoridades, que llevan mucho tiempo esforzándose en convencer a la opinión pública de que no hay diferencias sustanciales entre lo ecológico y lo no ecológico y que cosas como la presencia de residuos de pesticidas en un alto porcentaje de las frutas y hortalizas europeas no representa un riesgo para la salud.